Nuestro cuerpo, a menudo, expresa lo que la mente no puede manejar o está sintiendo. Esto se llama dolor psicógeno, cuando este malestar está relacionado con el estrés emocional. Se puede decir que, el dolor psicógeno no es un concepto caprichoso de la nueva era. De hecho, muchos estudios han analizado esta relación entre el dolor físico y el emocional.

Comprender lo que siente tu cuerpo y saber que proviene de un estado mental desbalanceado, es una práctica de la que muchos de nosotros no somos conscientes, pero es posible:

1. Dolor en el cuello

Si tienes dolor en tu cuello, es posible que tengas problemas para perdonarte a ti mismo y/o a los demás. Tu cuello es donde guardas la culpa y la auto-recriminación.

Si sientes que tienes juicios fuertes sobre tu vida, ahora sería un buen momento para comenzar a hacer una lista de todas las cosas que amas de ti (y de los demás) sé sincero.

2. Dolor en los hombros

Los hombros tensos podrían ser una señal de que llevas demasiado peso del mundo que te rodea. Asumes más responsabilidades de las que puedes manejar, y el estrés de tratar de mantenerte al día se está volviendo demasiado.

Trata de reducir la velocidad y no asumir tanto. Tómate un tiempo para ti de vez en cuando y cree que vales la pena, tanto como todos los demás.

3. Dolor en los codos

Si experimentas dolor en el codo, puede representar una resistencia al cambio de dirección. Tal vez tienes una meta en la vida que has estado postergando o te estás resistiendo a ella por alguna razón.

Tal vez no confíes en tu propio camino y metas, y te resistas a aceptar nuevas experiencias. Intenta derribar un poco tus paredes y ábrete a esas nuevas experiencias.

4. Dolor en la parte superior de tu espalda

Esta zona de tu cuerpo, tiene que ver con sentir la falta de apoyo emocional. Puede que no te sientas amado o que estés ocultando tu amor a otra persona.

Si tienes algunos problemas allí y no se sientas encorvado frente a una computadora todo el día, es posible que desees intentar abrirte al amor.

5. Dolor en la espalda baja

Representa preocupaciones sobre las finanzas. Tal vez tengas miedo al dinero o a no tener suficiente. O tal vez temes la pérdida material.

Cualquiera que sea la preocupación, tu espalda baja podría estar sufriendo a causa de ella. La cantidad de dinero que tienes no tiene nada que ver con el dolor, es el miedo a tu propia supervivencia que lo amplifica.

6. Dolor en las caderas

La tensión en las caderas podría significar que temes a tu futuro, a las relaciones y no estás muy seguro de cómo avanzar en las decisiones importantes de la vida.

¿Tienes problemas en el trabajo o en otras relaciones interpersonales? Podrías estar sosteniendo esa energía en tus caderas.

7. Dolor en las rodillas

Las rodillas representan la capacidad de fluir con la vida. Son el centro de poder de tus piernas. Si tus rodillas están sanas, se doblan con facilidad.

Si no, son rígidos y dolorosos. Por lo que, si eres una persona rígida, que no cambia, tus rodillas serán iguales. A menudo van de la mano con aquellos que son tercos y egocéntricos. Aprende a relajarte un poco y sé humilde.

8. Dolor en los tobillos

Nuestros tobillos representan el apoyo. En comparación con nuestros pies y piernas, son increíblemente pequeños y frágiles y, sin embargo, nos permiten estar de pie y caminar.

Nuestros tobillos reflejan el apoyo del que dependemos de los demás, y del que otros dependen de nosotros.

9. Dolor en los pies

Los pies son los que nos llevan hacia adelante día tras día. También son lo que nos conecta a la tierra.

Si tus pies experimentan más dolor de lo normal, tal vez necesites pisar un terreno diferente… prueba algo nuevo. O tal vez solo necesites sentarte y darles un descanso.

10. Dolor en tus manos

Tus manos se extienden hacia los demás. Si están atadas, es posible que te estés involucrando demasiado en los asuntos emocionales de otras personas.

Debes darte cuenta de que las personas solo son capaces de salvarse y ayudarse a sí mismas. Si bien puedes ser un apoyo, darlo todo y tratar desesperadamente de cambiar o ayudar a alguien, a veces resulta contraproducente.

¡Si te gusto comparte con todos tus amigos!

Atención: Estas imágenes no son de nuestra autoría, si conoces o eres uno de los creadores, ponte en contacto con nosotros para darte los créditos.