Sin duda, las cucarachas son una de las plagas más desagradables del mundo. No solo son portadoras de enfermedades, sino que también son indicativas de un entorno antihigiénico. ¡Y no entremos en el hecho de que también pueden VOLAR! 

Nuestros hogares son objetivos fáciles para estas molestas criaturas y, en su mayoría, infestan la cocina o cualquier lugar donde creen que pueden prosperar. Por lo que, no es extraño que las recetas para exterminarlas, estén a la orden del día en internet. Sin embargo, no todas funcionan.

Al ver como se multiplican a un ritmo alarmante, es indispensable que busques la más eficiente y puedas controlar toda la situación en tu casa. Si bien el control profesional de plagas es una excelente manera, tenemos un par de remedios naturales con los que puedes comenzar. Y te aseguramos que estos métodos que, involucran ingredientes que normalmente están disponibles en casa, son totalmente efectivos… ¿Preparado?

1. Bicarbonato y azúcar

Esta receta es un ejemplo clásico de la técnica del pez y el cebo. Una mezcla de bicarbonato de sodio y azúcar es un efectivo asesino de cucarachas y controla la multiplicación de estas plagas. Ya que, el azúcar es el cebo para atraerlas y el bicarbonato las acabará desde adentro. Solo necesitas identificar sus escondites y espolvorear esta mezcla en esos rincones.

2. Polvo bórico y cebolla

Este es uno de los remedios más económicos, ya que, sólo necesitas un poco de azúcar, 4 cucharaditas de polvo bórico, media cebolla picada, media taza de harina y un poco de cerveza. Luego, mezclarás todos los ingredientes y cuando formes una pasta consistente, ubica un poco de esta mescolanza en las áreas donde veas a las cucarachas.

¡Si te gusto comparte con todos tus amigos!

Atención: Estas imágenes no son de nuestra autoría, si conoces o eres uno de los creadores, ponte en contacto con nosotros para darte los créditos.